La UGT denuncia que Policía Foral está denegando el permiso de paternidad por necesidades de servicio

 

La UGT denuncia que Policía Foral está denegando la concesión de permisos por paternidad alegando necesidades de servicio, incumpliendo una medida recogida en la ley que modificó el estatuto del personal al servicio de las Administraciones Públicas de Navarra para facilitar la conciliación de la vida personal, laboral y familiar.

 

El pasado mes de febrero el Gobierno de Navarra aprobó la Ley Foral 6/2019 de 7 de febrero, por la que se modificó el decreto legislativo 251/1993, que regula el estatuto de personal al servicio de las Administraciones Públicas de Navarra. Esta Ley Foral recoge una demanda de todos los trabajadores y trabajadoras de la Administración para facilitar la conciliación de la vida personal, laboral y familiar, mediante la ampliación del permiso de paternidad.

 

No ha pasado ni un mes y nos encontramos con los primeros obstáculos por parte de la Organización de Policía Foral para la implantación de este permiso adicional de paternidad recogido en la mencionada ley, denegando el permiso a los trabajadores por necesidades del servicio y requiriéndoles que realicen una nueva solicitud tras la elaboración de los cuadrantes trimestrales.

 

El permiso de paternidad/maternidad no está supeditado a las necesidades del servicio porque el fondo de este permiso es la protección del menor, y no se puede igualar su concesión a las vacaciones u otras licencias.

 

Pues bien dicha denegación no es otra cosa que la consecuencia de lo que UGT lleva denunciado desde hace mucho tiempo, la insuficiencia de personal que sufre Policía Foral, cuya subsanación exige una mayor convocatoria de oferta pública de empleo.

 

Con la aprobación de la Ley de policías 23/2018, la consejera de Presidencia Justicia e interior, el Director General de Interior y los altos mandos de la organización se hartaron de decir que se iban a solucionar los problemas de personal. Pero estamos viendo que no es así, hasta el punto de anteponer una justificación banal, las necesidades de servicio, a un derecho como es el permiso de paternidad.

De qué nos sirve que nos reconozcan el derecho a la conciliación de la vida laboral y familiar a los trabajadores de Policía Foral si luego nos lo deniegan cuando queremos ejercerlo. ¿Dónde está la política de igualdad para un colectivo, en este caso mayoritariamente masculino, cuyo personal quiere igualdad en su ámbito familiar y la Administración no se lo permite?

 

 

CURSOS GRATUITOS PARA TRABAJADORES

SÍGUENOS EN FACEBOOK


ÚLTIMOS TWEETS

 

SÍGUENOS

     

 

IR ARRIBA